miércoles, junio 22, 2005

HORROR EN FLORENCIO VARELA POR HALLAZGO DE FETO EN DESCOMPOSICIÓN

En la finca, ubicada en la intersección de las calles San Pedro y Río Colorado del barrio Mayol, la policía encontró un feto de aproximadamente seis meses de gestación que, por las características que presentaba, habría sido extraído de un útero pocas horas antes.
El macabro hallazgo no tardó en trascender en la barriada.
Según el informe, además del cuerpo, había elementos suficientes que permiten determinar que en ese mismo lugar se hizo la intervención quirúrgica a la embarazada.
La mujer, todavía no fue identificada y se desconoce si la policía está realizando en la zona una investigación para determinar cómo ocurrieron los hechos.
De acuerdo al informe, la casa se utilizó para esos fines, únicamente, ya que la misma carece de mobiliarios, ventanas, puertas y vidrios.
Es decir, los promotores del asesinato de la criatura, ingresaron al sitio con esos fines y lograron cumplir sus objetivos con tranquilidad.
Sólo dejaron el cuerpo sin vida, restos de placenta y elementos que sirvieron para la operación.
Estaban a un costado y tirados al piso, dos frascos de suero, agujas, jeringas y vías (mangueras para el suero).
Todo fue descubierto por un grupo de chicos que ocasionalmente ingresaron al sitio y se asombraron cuando encontraron los elementos quirúrgicos y el cuerpo.
Sus padres fueron los que alertaron a la policía y bomberos que por varias horas estuvieron trabajando en el lugar.
El hallazgo del fin de semana sirve para ilustrar, una vez más, una realidad de las que pocos se animan a hablar, pero que se respira en varias barriadas, con la complicidad de médicos y enfermeras.