martes, septiembre 06, 2005

USUARIOS DEL FERROCARRIL EX ROCA RECLAMAN SEGURIDAD EN ANDENES Y ESTACIONES


Vecinos reclaman a la empresa que profundice las medidas de seguridad en los andenes, además exigen el alambrado perimetral que vienen pidiendo hace dos años. Hay malestar en las estaciones por la constante ola de inseguirdad.
El presidente de la Asociación De Defensa a Usuarios y Consumidores (ADDUC), Osvaldo Bassano, adelantó que hoy a las 13 los vecinos de Temperley se reunirán con autoridades del ex ferrocarril Roca para hacerle llegar sus reclamos por la “inseguridad que se vive en la estación” de esa localidad y sus inmediaciones, y para exigirles un respuesta para los mismos.“Al encuentro, que será en las boleterías de la estación a las 13, asistirán los vecinos, la gerencia del ferrocarril y nosotros. Exigiremos una respuesta a nuestros pedidos de seguridad, de un alambrado perimetral en toda la zona de la estación y hablaremos de la situación de los andenes que deja mucho que desear”, explicó el abogado.Los vecinos de las diferentes localidades que integran el ramal ferroviario Temperley-Claypole sostienen sus quejas desde hace más de dos años y medio.Los habitantes de la zona aledaña a la estación de Temperley, inclusive, hicieron un petitorio para el que juntaron más de 1500 firmas. Ese documento lo enviaron directamente al escritorio del intendente municipal Jorge Rossi, quien pese al pedido de los vecinos no los recibió e hicieron llegar la carta también a la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) y a TMR, desde donde tampoco obtuvieron una solución. “Esto es tierra de nadie desde hace años. Hay ratas, oscuridad, inseguridad y nadie hace nada. Ni Metropolitano, ni la Municipalidad se hicieron nunca cargo”, contó resignada Graciela Fraga, una de las vecinas que encabeza la protesta.Según la gente, el problema que TMR debe solucionar con urgencia “es la ausencia de del alambrado perimetral que impida cruzar las vías por cualquier lado”. Asegura que “en todo momento del día puede verse a chicos y grandes cruzando, de manera muy riesgosa”, del lado Este al Oeste o a la inversa.“El tejido está todo roto, ya hubo robos y los chorros se meten en las estación para escaparse, se suben a un tren y no los agarrás más. Además es un peligro por los chiquitos que ante un descuido de los padres ingresan a las vías y pueden ser atropellados”, describe Graciela, quien vive sobre Santa María de Oro e Ingeniero Mitre. Además de estos pedidos, los vecinos se quejan por la falta iluminación y de limpieza.“Uno no sabe si está más seguro en la calle que en la estación, porque cuando te bajás del tren, en los andenes, no se ve nada. Apenas si hay dos bombitas de 25 watts cada una”, recalcó Frida Rosemberg.En tanto, hoy se realizará la reunión con los responsables de la concesión del servicio para lograr que sean escuchadas las quejan y se brinden soluciones para “los robos, la falta de medidas de prevención, la falta de comodidades en la estación y falta de higiene en las instalaciones del Metropolitano”. “Convocamos también a las autoridades municipales para que se hagan presentes, pero por lo pronto y de todos modos lo importante es que le empresa oiga de nuestra boca las quejas de la gente antes de tomar cualquier otra acción”, concluyó Bassano.

No hay comentarios.: