miércoles, junio 28, 2006

CAYO DELINCUENTE QUE ASALTÓ A COLECTIVERO



Un joven de 19 años fue detenido en la localidad bonaerense de Pablo Podestá, partido de Tres de Febrero, como sospechoso de haberle mutilado los cuatro dedos de una mano a un colectivero durante un asalto cometido el domimgo último en el barrio porteño de Villa Real, informaron hoy fuentes policiales.
El procedimiento, en el que intervinieron efectivos de la Delegación de Investigaciones de Quilmes, se realizó ayer a la tarde en una casa situada en Perón 10300, donde fue localizado el sospechoso, identificado por las fuentes como Jonathan Luis Iglesias, de 19 años.
Un jefe policial bonaerense detalló a este medio que el joven, que cuenta con numerosos antecedentes penales por asaltos y robos, fue localizado en la zona tras tareas de inteligencia y vigilancia, tras lo cual se logró secuestrar el arma que presuntamente se empleó para mutilarle los dedos al colectivero. Se trata de un hacha de confección especial -ya que posee el mango de aluminio galvanizado-, que fue hallada por los detectives en inmediaciones del arroyo Morón, cerca de cruce de la ruta 8 y Camino del Buen Ayre.
Según las fuentes, el arma secuestrada se corresponde con la descripción que realizó el colectivero Mario West, de 40 años, del elemento con el que fue atacado.
Tras el arresto, el sospechoso fue puesto a disposición de efectivos de la seccional 44 porteña, en cuya jurisdicción se cometió el ataque y donde se instruyen la causa, desde donde esta mañana fue trasladado a la fiscalía de Instrucción que interviene en el caso.
El episodio que se investiga ocurrió la noche del pasado domimgo cuando el chofer West conducía el interno 65 de la línea de colectivos 85 por la colectora de la avenida General Paz y Nazarre.
En esas circunstancias fue asaltado por tres jóvenes dlincuentes que, tras despojarlo de unos pocos pesos y su teléfono celular, lo golpearon y le amputaron dos dedos de una mano, mientras que le dejaron otros dos gravemente lesionados.
El colectivero fue trasladado al hospital Vélez Sarsfield, donde los médicos le amputaron los otros dos dedos.
A raíz del ataque, ayer a la tarde choferes y representantes de la UTA realizaron un corte en la avenida General Paz para protestar y reclamar mayor seguridad.
Los gremialista no descartaron la posibilidad de iniciar un paro si no hay respuestas de las autoridades.

No hay comentarios.: