viernes, julio 14, 2006

DETIENE A JOVENES QUE MUTILARON A COLECTIVERO DE LA LINEA 85

DOS JOVENES DETENIDOS POR ATAQUE A CHOFER
DE MICRO AL QUE CORTARON DEDOS DE UNA MANO

Dos jóvenes fueron detenidos en Pablo Podestá, partido de Tres de Febrero, sospechados de haber participado en junio pasado del brutal asalto contra el colectivero Juan Alberto Wetz, de la línea 85, al que le amputaron cuatro dedos de una mano, se informó hoy.
Un jefe policial informó a DyN que "con esta detenciones ya son tres los jóvenes apresados por el ataque contra el colectivero, el anterior -un joven de 19 años- fue capturado dos días después del hecho". Personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de San Martín y de la Policía Federal detuvieron a los dos sospechosos en la tarde de ayer al allanar sus viviendas ubicadas una en la esquina de las calles Río tercero y Presidente Perón y la otra en Catamarca y San Luis, ambas en Pablo Podestá.
Los policía además de las detenciones secuestraron ropas de los imputados que habrían usado el día del robo y dos cuchillos de filosa hoja.
Un jefe policial informó a DyN que los dos detenidos -a los que identificó como Lucas Mauricio Coronel, de 19 años, y Walter Ramón Molina, de 23- fueron trasladados a la comisaría 44 de la Policía Federal, por disposición del juez de instrucción porteño Juan Ramos Padilla que lleva a delante la causa por "robo, asalto a mano armada y lesiones graves". El hecho que se les adjudica a los detenidos ocurrió en la noche del domingo 25 de junio cuando Wetz conducía el interno 65 de la línea 85, que une QUILMES y Ciudadela.
Según el informe oficial de ese día cuando el chofer detuvo el colectivo en la parada de General Paz y Beiró, tras bajar los últimos pasajeros, subieron tres ladrones jóvenes.
Los asaltantes lo obligaron a Wetz que apagara las luces del vehículo y lo guiara por la avenida General Paz hasta Nazarre, donde lo obligaron a detenerse a un costado del camino.
Allí -agregaron- le robaron 30 pesos y aparentemente intentaron violentar la máquina expendedora de boletos, pero como no pudieron le sacaron el celular al chofer.
Cuando Wetz intentó sacar la billetera los delincuentes se
abalanzaron sobre él y lo tiraron al piso donde, luego de cubrirle la cabeza con la campera, le aplicaron un fuerte golpe en la mano derecha con un elemento filoso que le cortó dos dedos. Tras ello, se dieron a la fuga.
La víctima fue trasladada a un centro asistencial de la zona donde los médicos debieron amputarle otros dos dedos de la mano lastimada. Después fue llevado a una clínica de Ciudadela.
"El 27 de junio la policía detuvo en Pablo Podestá a Jonathan Luis Iglesias, de 19 años, sospechado de estar vinculado con el asalto al colectivero", explicó el policía.