sábado, octubre 28, 2006

MUJER EMBARAZADA BALEADA: EL LUNES SE DEFINE QUE POLICIA LA BALEO

El lunes próximo se conocerá cuál fue el policía que hirió de un balazo a una mujer embarazada que transitaba en un vehículo por una calle de Quilmes Centro junto a su esposo, otra pareja y dos chiquitos. Este nuevo caso de “gatillo fácil” ocurrido en el Distrito hace 15 días atrás a la altura de Mitre y Guido, investigado por el titular de la Fiscalía Nº10 de Quilmes, Félix Gustavo Roumieu, podría quedar esclarecido el lunes cuando técnicos de la ciudad de La Plata realicen la pericia balística, con la que se determinará de qué arma salió la bala que impactó en una de las mamas de la mujer embarazada. Con la pericia también se establecerá cuál fue el que disparó de los cuatro uniformados sospechados (dos de la Delegación Departamental de Investigaciones y dos de la Comisaría Primera). Al mismo tiempo, fuentes confiables reconocieron a ‘5 DIAS’ que Roumieu también aspira a comprobar la responsabilidad de los tres restantes que dispararon al vehículo. Se recordará que el fiscal a cargo del caso pudo reconstruir al menos seis balazos que los policías descerrajaron contra el Peugeot 206 que llevaba a dos familias con niños y que era conducido por un funcionario municipal -hijo del ex secretario de Obras Públicas, Héctor Carniglia- quien a primera hora de la madrugada de un sábado en Mitre y 1ª Junta se negó a parar (por temor a un asalto) ante una camioneta sin identificación que pertenecía a la DDI. Al llegar a la intersección con la calle Guido, al menos tres patrulleros de la Seccional Primera le cortaron el paso y abrieron fuego contra los ocupantes del Peugeot 206. Por otro lado, se supo que Gustavo Roumieu, que ya les tomó declaración a los cuatro efectivos policiales sospechados, a los testigos y a la víctima, ordenó que un médico de la Asesoría Pericial determine si la mujer embarazada, perdió capacidad de amamantar a través de la mama que recibió la lesión. En caso de que esto fuese así, el policía que baleó a la señora y a su bebé en gestación, será acusado del delito de “abuso de arma calificado con lesiones graves”, máximo castigo que podrá recibir, como ya señaláramos desde estas páginas. No obstante, habrá penas de “inhabilitación” tanto para éste, como para los otros tres uniformados que jalaron del gatillo contra el automóvil. Mientras tanto, la Dirección de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense que depende del Ministerio de Seguridad, lleva adelante sumarios administrativos contra los efectivos que tuvieron participación en el hecho.

No hay comentarios.: