miércoles, noviembre 28, 2012

FIESTA TRAGICA EN BARRIO SAN RUDECINDO DE FLORENCIO VARELA, MATAN A JOVEN

El homicidio derivó luego en una serie de incidentes durante los cuales intentaron incendiar la casa de un efectivo de la Policía Federal donde se hizo la fiesta. Alli fueron destrozados a piedrazos dos patrulleros. Una cascote hizo blanco en la cabeza de una vecina que ahora se debate entre la vida y la muerte en el hospital El Cruce.

Un joven de 21 años fue asesinado de siete balazos durante una pelea entre dos grupos de muchachos, a la salida de una fiesta en el partido bonaerense de Florencio Varela, y por el crimen detuvieron a dos sospechosos en San José de Temperley, informaron fuentes policiales.
El homicidio derivó luego en una serie de incidentes durante los cuales intentaron incendiar la casa de efectivo de la Policía Federal Argentina donde se realizó la fiesta de cumpleaños. Fuentes policiales informaron que el homicio ocurrió a las 5:30 del domingo en el cruce de vías con la calle Santa Sofía. Pero se estableció que todo comenzó con una discusión por parte de dos jóvenes del barrio San Rudecindo y un grupo de jóvenes de la localidad de San José Temperley, que habían concurrido a festejar el cumpleaños de uno de ellos en la casa del hermano, agente de la Policía Federal. Asi las cosas los de Temperley se estaban retirando del barrio, donde vive el joven Alan Azcona, de 21 años, afincado en Juan B, Justo y 1º de Mayo, quien posee un retraso madurativo y una adicción muy fuerte al pegamento, según señalara su madre a la Policía. Asi las cosas se generó una pelea a golpes de puños entre los hermanos Braian y Nahuel D, de 23 y 22 años respectivamente en el domicilio del cumpleañero, de Salliqueló o Cosquín, con Azcona y otros amigos. El mayor fue quien extrajo un arma de fuego de una mochila que portaba y disparó indiscriminadamente; matando un perro al tiempo que indicó que haría lo propio con quien lo persiguiera. Ello generó la reacción de varios vecinos que estaban en la calle y salieron a defender a Alan, generándose una corrida, hasta cruzar las vías de la Avenida Santa Sofía donde cae herido Alan, que les había dado alcance. Braian descerrajó tres disparos en la cabeza y cuatro más en las extremidades (brazos y piernas) de Azcona. Los agresores salieron corriendo hacia la Ruta 36, donde abordaron un colectivo de la línea 324, encañonando al chofer al que le exigieron que los aleje del lugar; dándose a la fuga.

El joven Alan fue trasladado por un vecino al Hospital "El Cruce" donde falleció, por los múltiples impactos de arma de fuego. Ante la noticia de la muerte, los vecinos arremetieron contra el domicilio del efectivo de la PFA, para tomar venganza de lo ocurrido, sabiendo que el mismo no había participado. Hasta alli llegó la Policía con varios patrulleros, para tratar de contener la "Pueblada".

Mediante un cordón policial los uniformados de Bosques lograron sacar a la familia, pero no pudieron evitar daños en los patrulleros 11724 y 11725, como así en el vehículo particular del titular de la comisaría; quien permaneció en el lugar conteniendo la situación. En ese marco de violencia descontrolada, donde la gente cree hacer justicia por mano propia con lo que tenga a mano, un enorme cascote pasó por encima de uno de los patrulleros afectados y se estrelló con suma violencia en el maxilar de una vecina. La mujer cayó desvanecida con su cara destrozada. Quienes presenciaron la escena dieron a la vecina por muerta en el acto. Pero no fue asi. En una patrulla fue trasladada al hospital, donde anoche se debatía entre la vida y la muerte.

Se presentó en el lugar y de apoyo el grupo GAD Quilmes y policías de la DDI Quilmes. En la seccional de Bosques, ya con los vecinos más calmados, se comenzaron a recabar testimonios con los que se estableció que los agresores se domiciliaran en el barrio de San José Temperley, hasta donde se desplazó una comisión de la Comisaría Cuarta, logrando identificar a los autores materiales, detenerlos y secuestrar el arma utilizada, una Pistola 9 mm Bersa Thunder. Al ingresar a la comisaría los agresores fueron reconocidos por los testigos que aún se encontraban en la oficina de guardia para entrevistarse con el Fiscal Hernán Bustos Rivas, quien se había hecho presente, se pudo conocer.



No hay comentarios.: