miércoles, diciembre 19, 2012

"La sangre policial hoy seca muy rápido"

El ex subjefe de la policía bonaerense y actual concejal por el distrito de Lanús Salvador Baratta se refirió a la "caótica" realidad que vive la fuerza: "Está desbordada por la delincuencia". Explicó el tema de las "zonas liberadas"

Cristina Kirchner alzó la voz para destacara la actuación de los agentes que intentaron contener los incidentes en la Casa de Tucumán y en la marcha por el Día del Hincha de Boca; en el mismo discurso, al jefa de Estado criticó a los jueces que liberaron a las 29 personas que estaban detenidas por participar de saqueos e incidentes.
Sobre el mismo tema habló Salvador Baratta, quien en diálogo con Radio 10 manifestó: "Hoy es más negocio para el delincuente repeler al policía que lo quiere detener; le es más fácil tirarle unos tiros o matarlo y darse a la fuega. La verdad es que que hoy la sangre policial seca muy rápido".
"Cuando hablamos de delincuentes, nos referimos a tipos que están jugados, que si vuelven a la cárcel tiene que cumplir una pena anterior; cuando sabe que va a perder de vuelta, el hombre sabe que tiene que cumplir años que le quedaron colgados, entonces va y se juega", analizó el ex subjefe de la policía bonaerense.
Luego Baratta trató de explicar lo que sucede con las denominadas "zonas liberadas": "Más allá de que puede haber algún funcionario que tenga relación con la delincuencia, no lo voy a negar, eso sucede por falta de personal".
Al respecto, apuntó: "En el Conurbano, hay zonas donde los vecinos, con razón, dicen 'está liberada la zona, porque no vemos el patrullero’; en realidad ocurre porque no hay gente".
"Hoy los policías estamos en una situación crítica, estamos desbordados", reconoció el actual conejal. "Hay un desborde de la delincuencia, que es mucho más violenta que antes", remarcó.
Para que la situación mejore de alguna manera, Baratta pidió que los funcionarios "escuchen a los policías que conocen la calle". "El mes de diciembre es caótico, es el peor en el Conurbano, porque en la jerga del delincuente, las fiestas son sagradas", completó.



No hay comentarios.: