martes, mayo 10, 2005

COMISARIAS REPLETAS DE PRESOS

Para el ministro de Seguridad bonaerense, León Arslanián, la situación en las comisarías de la provincia “es crítica”, pero rechazó la posibilidad de que los problemas originados por la superpoblación estén fuera de control.
En ese orden, Arslanián admitió que “hoy la situación es crítica”, en las comisarías de la provincia y aseguró que el problema de superpoblación “no está descontrolada”. Además aseguró que la situación “es difícil por que tenemos presos que superan nuestra capacidad”.
Sin embargo, las constantes fugas y motines que suceden mes a mes en las comisarías de Florencio Varela (se toma este distrito sólo a modo de ejemplo) tienen una clara justificación, y es que las celdas se encuentran abarrotadas de detenidos. De acuerdo a un relevamiento realizado por INFOSUR, en el distrito existe una superpoblación de presos del 100 por ciento.
El hacinamiento en los calabozos, como consecuencia de la falta de espacio, genera problemas de convivencia, sobretodo cuando el alojamiento carece de comodidades mínimas para la persona que sufre el encierro. A eso hay que agregarle el óseo continuo a causa de carecer de actividades para pasar el tiempo. Es allí cuando surgen las peleas de “poder” o bien los motines y fugas ( Ver fuga materializada).
El distrito en cuestión posee una población carcelaria compuesta por 78 individuos privados de su libertad, los que se encuentran alojados en lugares para un cupo de 41. De acuerdo a la estadística la seccional que en peor condición está es la Cuarta de Bosques, que en la actualidad tiene quince detenidos y espacio para tan solo cinco. Esto quiere decir que la superpoblación alcanza al 200 por ciento. Según se informó, este es el número máximo de presos que alojó en los últimos años, en tanto cabe destacar que hace dos meses aproximadamente se registraron intentos de motines.
Una seccional que cada veinte días tiene que soportar airadas protestas por parte de los detenidos es la Comisaría Primera. La vieja casona de la Avenida San Martín tiene capacidad para alojar tan solo 17 personas cuando en la actualidad tiene el doble de ese número, 28 (superpoblación del 100 por ciento). Pero el dato más importante que surge de la consulta es que el número más alto de detenidos fue 39 (número que supera ampliamente el 200 por ciento).
En cuanto a las situaciones ríspidas que se plantean cada quince o veinte días se aseguró que jamás pasan a mayores( siempre la policía logra controlarlos a tiempo).

Fuga materializada en la Tercera

La fuga protagonizada por 13 presos de la Comisaría Tercera de Varela, deja entrever la imposibilidad de control ante un planteo de superpoblación. Hace tan solo una semana había 22 alojados en donde solamente debería haber 8 (superpoblación casi del 180 por ciento). A espaldas de los uniformados los evadidos lograron limar con alambre de acero los barrotes de una puerta que da al patio, allí hicieron un boquete en los ladrillos huecos y ganaron el techo. A las 3.40 de la madrugada un vecino tuvo que alertar en la seccional que vio saltar y correr a varios individuos.
Tras ese hecho solamente quedaron 8 personas detenidas, lo que se toma como el número ideal. Cabe destacar que el día de la fuga fueron recapturado cuatro convictos, mientras que un quinto se entregó el lunes. Vale mencionar que el máximo de detenidos que tuvo la 3ra en los últimos tiempos fue de 25, aunque se mencionó que bastante tiempo atrás llego a tener cerca de 30.
A la fuga también hay que recordar dos grescas importantes, una un día domingo y otra en donde los protagonistas fueron los alojados y la fuerza pública.

Meses agitados para la Segunda

Otra seccional que tuvo días agitados desde la llegada de 2005 fue la 2da, ubicada en la localidad de Kilómetro 26. Allí se registró un motín entre enero y febrero y una fuga de 6 detenidos en el primer mes del año (de los cuales solo uno fue recapturado).
En la actualidad posee 17 personas en sus calabozos los que solamente tienen capacidad para ocho (lo que marca una superpoblación del 100 por ciento).
En 2003 se registró el mayor número de alojados que alcanzó a 33 (un 300 por ciento).
Por último queda la Comisaría Quinta de la Capilla en donde también hubo un fuerte enfrentamiento entre presos y policías producto de una revuelta organizada por los primeros. La misma tuvo como resultado un policía herido y varios detenidos con contusiones leves. En este lugar hay en la actualidad unos 10 detenidos en donde el cupo permitiría solamente 6, durante la consulta surgió que el máximo de hospedados llegó a 12.
Cabe destacar que, aunque se busca no mezclar a los alojados, en las comisarías frecuentemente se da que hay personas detenidas por delitos “pesados” que comparten celda con aprendidos por causas menores.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Excellent, love it! » » »